Descripción del Programa

En esta sección encontrará los elementos esenciales del Programa 100% Colombiano. El Programa no sólo ofrece una visión filosófica sobre un producto de origen, sino también una estructura de control de calidad, una comunicación permanente a consumidores, herramientas de coordinación con industriales del café en todo el mundo. Para ganar la confianza y la lealtad de clientes y consumidores no sólo hemos desarrollado instrumentos de defensa y protección de la calidad, sino que hemos convertido el Programa 100% Café de Colombia en un símbolo de asociación y respeto entre productores, clientes y consumidores del café colombiano.

Nuestra Visión sobre la Importancia del Origen

Estamos convencidos sobre la necesidad de que los esfuerzos por producir un café de calidad superior sean reconocidos por clientes y consumidores. Una mezcla de granos de diferentes orígenes, que no identifica o que disfraza el origen verdadero del café, no permite compensar el esfuerzo de los productores de la tierra del café. Es por esta razón que queremos destacar ante el mundo que el origen sí importa, y que tanto clientes como consumidores no sólo deben conocer el producto que compran, desde el punto de vista de sus atributos de calidad sino también, desde el punto de vista de la filosofía y el compromiso con el que fue producido.

El Programa 100% colombiano busca destacar ante consumidores sofisticados cómo un café sobresaliente, que se produce gracias a la unión y al capital social que han construido  más de 563.000 familias colombianas que producen su grano en la  tierra del café, tiene una garantía de autenticidad que ningún otro producto puede replicar. Su objetivo es facilitar la comercialización y promoción de tostadores y marcas que pertenecen al Programa, además de utilizar café  100% Colombiano para poder acceder a nuevos canales de venta y a los mayores precios por los que están dispuestos a pagar consumidores exigentes, quienes conocen y valoran nuestros programas de Sostenibilidad en Acción y nuestra filosofía.  

Para lograr su objetivo, el Programa 100% Colombiano ha posicionado el Café de Colombia y el Logo Café de Colombia como un símbolo de calidad y compromiso, de valores comunes que han creado una filosofía y una visión sobre la importancia del origen como elemento de diferenciación, autenticidad y compromiso con el bienestar del consumidor y del productor de café.

Alcanzar este reconocimiento y, convertirse a su vez en un referente mundial, no es una tarea fácil. Es el resultado de un esfuerzo de más de 80 años de la Federación Nacional de Cafeteros  dirigido a respaldar un producto, el Café de Colombia, desde la semilla hasta la taza. Este esfuerzo no sólo incluye tareas de investigación y apoyo a más de 563,000 familias productoras de café, sino la revisión y evaluación de la calidad en diferentes puntos de la cadena productiva, incluyendo el análisis de los empaques y la calidad del producto presentado al consumidor.

Los clientes internacionales y las marcas de café colombiano que están aliados con los productores colombianos  para realzar la importancia del origen y del esfuerzo de la gente del café, llevan con sus marcas el Logo Café de Colombia como un símbolo de esta unión de intereses y valores.  Este Logo se utiliza con base en una autorización explícita que surge de un contrato de licencia de marca ingrediente, bajo el cual los cafeteros de Colombia autorizan a los dueños de marcas de café a utilizar su Logo representativo de Juan Valdez®, si prometen respetar la autenticidad y los valores asociados con el Café de Colombia. A su vez los productores, representados por su Federación, se comprometen a mantener los controles de calidad necesarios, y a comunicar a los consumidores y procesadores las ventajas asociadas con un producto de calidad superior.


                                                                                                                        


Un símbolo de asociación y respeto entre productores, clientes  y consumidores

Con el paso de los años, los productores colombianos han desarrollado un creciente  Patrimonio Marcario alrededor de la emblemática figura de Juan Valdez, un personaje amable, familiar que pone lo mejor de sí mismo para representar la producción de un café de calidad superior. Las marca Juan Valdez y la marca ingrediente Logo Café de Colombia, que refleja su figura y la de su mula Conchita, demuestran que hay un gran esfuerzo asociativo y de compromiso detrás del Café de Colombia. Se trata de un esfuerzo y una organización, que actualmente es una de las ONG rurales más grandes del mundo, y  que clientes y consumidores inquisitivos valoran y reconocen como excepcionales.

Es por ello que los tostadores y marcas que pertenecen al Programa 100% Colombiano  conocen que detrás del café colombiano hay mucho más que calidad del producto. Saben que detrás del Café de Colombia existen programas de Sostenibilidad en Acción,  una política de  transparencia dirigida a favorecer los intereses del productor, un compromiso de largo plazo y comunidades Café de Colombia en las diferentes redes sociales. Los miembros del Programa son conscientes de que el consumidor tiene derecho a saber de dónde viene su café, cómo fue producido, la relación entre el origen y su calidad, y los compromisos éticos asociados con su comercialización. El Programa 100% Colombiano es una iniciativa de los productores que no es impuesta por terceros, y que les da voz y establece una relación respetuosa que dista mucho de ser paternalista, entre todos los miembros de la industria y los consumidores. 

Share

© Federación Nacional de Cafeteros de Colombia 2010 Términos y Condiciones Sala de Prensa English Version Servicios en línea Versión Móvil