Edición no 12

Federación de Cafeteros lanza guía de escalamiento 4C - UTZ

Abril de 2014

Sostenibilidad en Acción

Federación de Cafeteros lanza guía de escalamiento 4C - UTZ

La Federación Nacional de Cafeteros (FNC) acaba de completar un importante proyecto para ampliar las posibilidades de escalamiento de 4C a UTZ, en beneficio no sólo de productores, sino de clientes interesados en el sello UTZ. El aumento de la productividad a futuro para el caficultor es otro beneficio de este proyecto.


Como institución que procura el bienestar de los productores, la Federación Nacional de Cafeteros (FNC) cuenta con una novedosa herramienta para que caficultores avalados con el estándar de sostenibilidad Código Común para la Comunidad Cafetera (4C) puedan escalar a UTZ Certified, también un importante sello de sostenibilidad que promueve la implementación de buenas prácticas agrícolas en la producción responsable de café.

Esta posibilidad de escalar de un estándar a otro no sólo permite a los productores ampliar y consolidar los beneficios de la sostenibilidad, sino que para los clientes y socios de la Federación interesados en café UTZ Certified, significa que el gremio cafetero colombiano cuenta con las herramientas técnicas para implementar proyectos UTZ a gran escala a partir de su amplia base de caficultores 4C, siempre buscando tener alternativas comerciales atractivas para los nuevos certificados.

Trabajar de la mano con clientes y socios interesados en invertir en este escalamiento 4C-UTZ y en adquirir el resultante café UTZ Certified es también otra posibilidad que se abre con este proyecto.

Entre 2012 y 2013 la Federación junto con la cadena alemana minorista Tchibo; la Iniciativa de Comercio Sostenible (IDH), con sede en Holanda; UTZ Certified y 4C, llevó a cabo el proyecto “Escalando del cumplimiento 4C a la Certificación UTZ: Proyecto piloto en Colombia”, que desde un principio se propuso analizar el camino para que fincas cafeteras 4C avancen al estándar UTZ.

Con una inversión de 227.066 euros, el proyecto se llevó a cabo en dos fases:

Fase 1, trabajo teórico:
Analizar las normas de ambos estándares, encontrar su correlación, identificar las prácticas adicionales a realizar y crear una cartilla que permita el avance del estándar 4C a UTZ Certified. Con las herramientas generadas, en esta fase se descubrió que las fincas 4C cumplen con 55% de los requisitos de UTZ.

Con el documento de análisis y la cartilla generados, tanto en inglés como en español, los caficultores e implementadores pueden guiarse para lograr que una finca 4C avance al estándar UTZ.

Fase 2, trabajo de campo:
Productores 4C de los municipios de Quinchía y Apía, en el departamento de Risaralda, se capacitaron e implementaron prácticas para obtener la certificación UTZ.

Conclusiones y lecciones aprendidas del proyecto

  • Con el liderazgo de la Federación, se logró desarrollar una herramienta que permitirá a los productores de café analizar la ruta más eficiente para avanzar en sus procesos de mejoramiento continuo y lograr la certificación UTZ.
  • A partir de los resultados, se cuentan con elementos de juicio suficientes para que la Asociación 4C acepte que las fincas con el sello UTZ Certified sean reconocidas como 4C.
  • Para escalar una finca 4C a UTZ es necesario contar con recursos económicos que permitan cumplir con los requisitos adicionales establecidos por el código de certificación UTZ.
  • Desde el punto de vista técnico, la comunidad se ha beneficiado, ya que han implementado prácticas sostenibles en sus fincas que mejorarán su calidad de vida y en el futuro, su productividad.
  • Es importante analizar en una siguiente fase cómo se afectan los indicadores económicos y productivos de las fincas al pasar de un estándar al otro. Es posible que existan aumentos en productividad que permitan incentivar a que los caficultores ingresen a un esquema de certificación.

Sobre el aumento a futuro de la productividad, cabe anotar que con la certificación UTZ, el productor mejora la infraestructura y las prácticas administrativas en la finca, lo que a largo plazo tiene un impacto en la reducción de costos y en la producción.

Para la Federación un reto por delante también es seguir analizando las oportunidades comerciales para el café certificado, para estar a la altura de las expectativas de los caficultores en cuanto a las primas relacionadas con estos programas de cafés especiales.

Hasta ahora la Gerencia Comercial de la Federación ha hecho un gran trabajo para ampliar la oferta de café colombiano certificado con el sello UTZ y encontrarle un mercado. Y en la medida que nuevos clientes estén interesados en adquirir café UTZ Certified, la Federación estará en capacidad de ofrecerlo con esta novedosa herramienta de escalamiento de 4C a UTZ.


Lo invitamos a conocer más de nuestra familia cafetera visitando las secciones de DETRÁS DEL CAFÉ DE COLOMBIA que se encuentran en la parte superior de esta página