Edición No 30

Cómo aprovechar el fenómeno de la preparación en frío con café colombiano

Junio de 2016

TENDENCIAS

Cómo aprovechar el fenómeno de la preparación en frío con café colombiano
La diversidad de orígenes de Café de Colombia es una ventaja en esta nueva tendencia de rápido crecimiento, pues experimentar con granos de diferentes regiones cafeteras y su desempeño en preparaciones en frío, representa una oportunidad para obtener una amplia gama de sabores únicos.

La preparación de café en frío parece ser la siguiente gran categoría en la industria del café. En el simposio Reco de este año, uno de los temas más debatidos fue “Preparación en frío: categoría o moda”, con un grupo de conferencistas que incluyó a la vicepresidenta de café en frío de Stumptown y otros expertos que hablaron sobre este nuevo fenómeno, que se volvió relevante hace dos años.

Para tener una idea clara de cómo ha crecido la expresión en inglés equivalente a “preparación en frío”, mostramos un gráfico de Tendencias Google para esta expresión en países con altos niveles de participación en la categoría:

image
Fuente: Búsqueda en Google Trends


¿Qué es la preparación en frío?
La preparación en frío por lo general se refiere a un café que ha sido preparado sin emplear calor, a diferencia del tradicional café helado, preparado con el doble de la dosis habitual de café, aplicando agua caliente y luego enfriándolo para preparar bebidas. Este método relativamente nuevo tarda entre 12 y 24 horas y produce una bebida de menor acidez, lo que significa que no requiere ser endulzado después.

Sus orígenes se remontan a Japón (con el método de preparación Kyoto, por ejemplo), donde el método se desarrolló hace algunos años; las tiendas de café especializadas perfeccionaron el dispositivo que produce el café en frío que hoy conocemos.

El café en frío fue ofrecido primero como un producto en tienda, pero algunos fabricantes han escalado la producción, envasándolo y vendiéndolo como una bebida lista para beber (RTD en inglés) de valor agregado; por lo general es percibida por los amantes del café como una bebida artesanal, algo similar a lo que es la cerveza artesanal en su industria.

Las tiendas de café de tercera ola han cambiado la forma en que el café caliente se consume, pero también se están volviendo actores importantes en la categoría de café listo para beber, cuyo valor alcanzó los 2.542 millones de dólares en 2015 sólo en Estados Unidos, según cifras de Euromonitor.

Marcas conocidas como Stumptown y Blue Bottle Coffee han llevado su apuesta un paso más allá e impulsado innovaciones de café preparado en frío como la nitro preparación, que es café preparado en frío imbuido con nitrógeno, lo que le da un sabor más cremoso, algo similar a la cerveza negra en su industria.

Además la preparación en frío tiene más cafeína que el café regular, lo que lo hace una bebida altamente funcional para poder concentrarse. Como dice Mathis Martines, gerente de la categoría senior para innovación y refrigerios de Kroger, “cuando hablas de algo que está pegando en todas las tendencias –fresco, artesanal, funcional–, el café en frío está pegando en todas”.

¿Quiénes beben la preparación en frío?
Según el último informe de tendencias de la Asociación Nacional de Café de Estados Unidos (NCA en inglés), 15% de los bebedores de café dijo que probó café en frío en 2015 y 10% que probó café en frío imbuido con nitrógeno, siendo la generación del milenio (Millenials) el grupo de edad que impulsa esta tendencia.

Esto significa que los grupos etarios más jóvenes han adoptado la innovación más rápido que otras generaciones; esto puede deberse a la relevancia que esta generación presta a productos que ofrecen una experiencia.

El café preparado en frío está ganando impulso en el mercado estadounidense (donde los cafés de tercera ola más reconocidos lo han estado ofreciendo regularmente e incluso empezaron ofreciéndolo al detal como un producto listo para beber), en Australia, donde la proximidad con Asia (una región pionera en preparación en frío) y una cultura del café bien establecida han llevado a la categoría a ser aceptada orgánicamente, el Reino Unido y algunos países asiáticos, especialmente Japón y Corea del Sur.

Sin embargo este tipo de preparación está ganando importancia a nivel mundial a un paso acelerado, convirtiéndose en un producto obligatorio en todas las tiendas de café de tercera ola.

El origen como una ventaja clave

A medida que el café en frío crece, es necesario diferenciarlo del café helado regular. Esta preparación es única porque resalta las notas dulces y reduce la acidez del café, lo que la vuelve no sólo una bebida ideal para disfrutar sin aditivos, sino para aprovechar las notas intrínsecas de los cafés de diferentes orígenes.

La diversidad de orígenes de Café de Colombia es una gran ventaja en esta nueva categoría de rápido crecimiento, pues experimentar con granos de diferentes regiones cafeteras y su desempeño en preparaciones en frío representa una oportunidad para obtener una amplia gama de sabores únicos.

El origen único también ofrece grandes oportunidades en esta nueva categoría, pues los consumidores más jóvenes se preocupan no sólo por las características funcionales.

Recordemos que según el reporte de tendencias 2016 de la NCA, 61% de los consumidores dijo que es más propenso a comprar una marca de café si está etiquetada como de origen único.

 



Lo invitamos a conocer más de nuestra familia cafetera visitando las secciones de CAFÉ DE COLOMBIA AL 100% que se encuentran en la parte superior de esta página